domingo, 28 de noviembre de 2010

VÍA FERRATA DEL CASTELLASO

Después de visitar la ferrata del Tossal de Miravet, y para continuar con las ferratas vecinas, este pasado martes nos acercamos hasta Sesué, en la Ribagorza aragonesa, para ascender la vía ferrata del Castellaso. Equipada en 2005 en una antigua cantera, en menos de una hora asciende directa hacia la cima siguiendo un recorrido muy vertical y aéreo, y una vez en lo más alto proporciona unas vistas magníficas. Nos pareció muy interesante y recomendable, y su dificultad, bastante asequible.


Para llegar a ella, debemos salir de Castejón de Sos en dirección a Benasque (ctra. A-139), y tras pasar el kilómetro 52, nos desviaremos a la derecha siguiendo las indicaciones a un camping. Por aquí, en la primera curva veremos salir a la derecha dos pistas asfaltadas: tomaremos la segunda, ascendente, con indicaciones de madera que dirigen a la vía ferrata. Tras pasar recto un cruce, tomaremos una pista de tierra que sale hacia la izquierda y aparcaremos en cuanto podamos. La aproximación a pie, pasando por un cartel explicativo de la vía, nos llevará cinco minutos.













Una vez equipados, los primeros pasos consisten en varias rampas, las primeras con grapas y las siguientes sin ellas, que sirven de calentamiento.














Tras ellas, un flanqueo hacia la derecha por una repisa nos deja en un desplome que marca el inicio de la parte más vertical y aérea del recorrido. A partir de aquí se asciende directo hacia la cima, superando varios desplomes.
































Superado este tramo, la progresión continúa por terreno fácil, con buenas vistas de la sierra de Chía al oeste.

















Sin embargo, aún nos queda ascender un tramo sencillo, que nos dejará en la cima y nos permitirá disfrutar de unas vistas espectaculares.







Después de deleitarnos con el espectáculo, descenderemos tomando un sendero que sale por detrás de la cima, y tras superar un pequeño collado, bajaremos por un paso entre las paredes de nuestra ferrata y las del risco sobre el que se encuentra la ermita de San Sadurní, a la que me hubiera gustado acercarme. Quizá la próxima vez.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...